Seleccionar página

En el anterior artículo en el que explicábamos la anatomía de una carta de vasallo normal de Feudalia acabábamos comentando que había otro tipo de cartas de vasallo que se comportaban de una manera ligeramente diferente. Aquí tenemos una muestra de cómo son:

full

En este caso hemos elegido al Abad para el ejemplo. Como decíamos las cartas con acciones de influencia son ligéramente diferentes y para diferenciarlas mejor llevan un fondo de un color distinto a los vasallos normales. Prestad atención a este símbolo.

Condicion

 

La principal diferencia de los vasallos con acciones de influencia es que no se juegan sobre campos si no que se juegan en frente del jugador por lo que no requieren ni ocupan un espacio en los campo pero por contra en principio sólo se puede jugar una acción de influencia por turno. Sin embargo hay algunos vasallos que permiten encadenar acciones de influencia como por ejemplo el Obispo.

Condicion2

Mientras las acciones de influencia que juguemos contengan el símbolo ‘+’ podremos seguir encadenando acciones hasta que juguemos una sin el símbolo. Por lo demás, las acciones de los vasallos que se sitúan en los campos suelen estar relacionadas con la producción o el intercambio de productos mientras que las acciones de influencia son acciones más complejas y que dan lugar a combinaciones muy interesantes en cada turno.

Accion

En este caso el Abad nos proporciona 2 monedas y hace que todos los trabajadores que estén situados en los campos vuelvan a nuestra mano de manera que podamos utilizarlos en otros campos disponibles o incluso descartarlos por dinero. El Obispo además del dinero nos permite robar 3 cartas y quedarnos con los religiosos con lo que con la posibilidad que otorga de encadenar acciones podríamos obtener nuevos obispos y volverlos a jugar…

En un próximo artículo hablaremos de los maestros de nivel 1 y como pueden ayudarnos a conseguir nuestro objetivo antes que nuestros rivales.